PRENSA 104.9 EN VIVO

Ooops ! You forgot to enter a stream url ! Please check Radio Player configuration

EN VIVO

Ooops ! You forgot to enter a stream url ! Please check Radio Player configuration

EN VIVO

Ooops ! You forgot to enter a stream url ! Please check Radio Player configuration

Prensa 104.9

Melella admitió finalmente: “Hay una deuda de 25 o 27 días de retraso”

RECLAMO DE LOS MUNICIPIOS DE USHUAIA Y DE RIO GRANDE AL GOBIERNO PROVINCIAL POR EL PAGO DE COPARTICIPACION.

 

 

El mandatario no obstante sostuvo que la mora, a su criterio, no es para tanto “porque cuando yo era intendente de Río Grande había demoras de 55 días…”. De este modo Melella contradijo a su propio ministro de Economía, Guillermo Fernández, quien hace algunos días atrás negó que existiera deuda alguna con los municipios.

 

El gobernador Gustavo Melella aseguró que desde el Ejecutivo provincial “no se desconoce la deuda” que hay con los municipios de Ushuaia y de Río Grande, pese a que hace algunos días atrás el titular de la cartera económica de su gestión, Guillermo Fernández, afirmara que el Gobierno estaba al día con los pagos.
Pese a las contradicciones y las falsas afirmaciones, el mandatario lamentó “los dichos de algunos funcionarios municipales” y los atribuyó a “la vieja política que no queremos”.
Con respecto a cómo va a pagar fondos que estaban desde su generación destinados a las dos municipalidades fueguinas, que no deben por ley ser desviados para ningún otro destino, dijo que “estamos trabajando con el Gobierno nacional para que la provincia pueda recibir fondos especiales para cancelar la deuda”.
Gustavo Melella afirmó que el Ejecutivo provincial “no está intencionalmente demorado o retrasado en el envío de los fondos de coparticipación a los municipios para que no puedan llevar adelante sus planes de gobiernos”.
El mandatario insistió en minimizar la gravedad de la situación que los municipios calificaron de “intentos de asfixia” por parte de su Gobierno, señalando que “cuando yo fui intendente de Río Grande viví y sufrí esta situación. Antes teníamos hasta 55 días de demora y ahora estamos en 25 y 27 días de atraso nada más; después se liquida lo que se llama el definitivo que son como esos saldos que van quedando. Antes hasta un año se demoraba y hoy estamos dentro de lo que marca la ley que son 90 días”. Seguidas a estas afirmaciones referidas lo que a su criterio no es una gran demora, Melella consideró que “desde el Gobierno de la provincia hicimos un gran trabajo”.
“No desconocemos la deuda”, ratificó el gobernador, aunque negó que “los números no son los que se dicen en distintos lados”.

Pedido de auxilio al presidente Fernández

Gustavo Melella admitió que la provincia no cuenta con los fondos que debió haber enviado y en tiempo y forma a los municipios fueguinos, establecidos por ley, y confirmó que para hacer frente a los pagos legítimamente reclamados se encuentra gestionando un pedido de auxilio al gobierno nacional.
“Estamos gestionando fondos especiales que nos permitan cancelar este mes lo que se le debe a cada uno de los municipios y terminar así definitivamente esta discusión. Para eso estamos trabajando con el ministro del Interior de la Nación, Wado De Pedro y con Silvina Batakis, para poder hacernos de esos fondos y poder cancelar definitivamente una deuda que genera discusión y que no es de este gobierno, sino que viene de los gobiernos anteriores”.
De esta manera Melella volvió a negar la responsabilidad que tiene su gestión, que ya está por cumplir el año y medio, sobre pagos de coparticipación que son periódicos y que él mismo admitió que registran alrededor de un mes de atraso.
Aunque el mandatario desdijo la palabra de su propio ministro de Economía, admitió la existencia de las deudas reclamadas e implícitamente también reconoció que a los fondos que debió enviar a los municipios se les dio otro destino, porque no están disponibles en las arcas provinciales, Melella se hizo tiempo para dar cátedra calificando las declaraciones de los funcionarios municipales reclamantes como “violentas y de la vieja política que no queremos”.
En tono irónico, finalmente el mandatario se dirigió a los trabajadores municipales, quienes la semana pasada habían adelantado entrar a tallar de manera activa en en el conflicto, diciéndoles: “No es que no se puedan pagar salarios o que va a desaparecer el transporte público de los municipios ni nada por el estilo. Quédense tranquilos…”.

Comparte esta nota: