PRENSA 104.9 EN VIVO

Ooops ! You forgot to enter a stream url ! Please check Radio Player configuration

EN VIVO

Ooops ! You forgot to enter a stream url ! Please check Radio Player configuration

EN VIVO

Ooops ! You forgot to enter a stream url ! Please check Radio Player configuration

Prensa 104.9

“A la hora de la verdad te dan la espalda…”

Familiares del cabo Alejandro Cáceres expresaron por las redes su desconsuelo ante la pérdida sufrida y acusaron a la institución policial de no apoyar al efectivo, padre de cinco hijos.

 

Numerosos miembros de la familia paterna y materna del suboficial que se quitó la vida el domingo último a la madrugada se encuentran retirados en el Chaco o en actividad en la Policía fueguina. Su tía, María Esther Avila, dijo que la muerte de su sobrino servirá para visibilizar “la situación de otros policías que no encuentran una salida a sus problemas”.

La publicación en la edición de ayer de los dichos de un grupo de camaradas del cabo Alejandro Cáceres, de 33 años, provocó una catarata de otros testimonios de efectivos que coincidieron en denunciar un accionar ineficiente por parte del área de Bienestar Policial.
Como ya se informara, Cáceres fue encontrado sin signos vitales alrededor de las 4 de la madrugada del domingo 21 de marzo y con el arma de fuego reglamentaria de su compañero de vivienda, un suboficial de apellido Encina, en una de sus manos. Nada se pudo hacer por él porque se había descerrajado un tiro en la cabeza.
Atenazado al parecer por las consecuencias de acciones que lo llevaron a ser denunciado y procesado por delitos de violencia de género, Cáceres fue puesto en disponibilidad y era inminente su exoneración. Conocido el deceso por autodeterminación, sus camaradas, hicieron oír su voz ante lo que consideraron un abandono de la institución y más precisamente del área Bienestar Policial, hacia su compañero.
María Ester Avila, tía del joven fallecido, se dirigió a él de manera simbólica, señalándo: “Se que esperabas esto como muchos policías. Quizás esta es tu misión, mi chiquito, mi bebé, porque eras un niño. Para muchos compañeros que están atravesando problemas y nadie de la institución se hace cargo. Muchos rombos pero a la hora de la verdad te dan la espalda. Por esos policías que no encuentran una salida. Por esos policías que ya no están. Vos, mi vida, mi tesoro. Por vos, justicia”.
En coincidencia con sus afirmaciones, la policía retirada Mavis Martínez, de la ciudad de Río Grande, reflexionó: “Qué tristeza más grande, lo lamento tanto querida María, te acompaño en este dolor tremendo. Es tan cierto que la oficiina de Bienestar no sirve, es tan cierto que los análisis que hacen cada tanto los hacen solo para angustiar al personal. Lejos están de brindar una ayuda porque todos tienen miedo cuando eso pasa. ¡Piensan que si salen mal les sacan el arma y vienen los problemas!. Porque no solo que estas mal anímicamente, te hacen mierda económicamente, no ayudan, por el contrario acrecientan más el problema. Se olvidan de uno y sos para ellos un número más, no seres humanos que tienen problemas como cualquier persona. No existe la ayuda psicológica, y encima después cuando pasan tragedias irreparables como la de este integrante, ahí sí, la Jefatura se hace presente ante la familia. Ahí si brindan apoyo psicológico, cuando ya es tarde y cuando la misma institución ayudó a esta terrible decisión. Es muy injusto. ¡Cuántos hijos y camaradas tienen que morir para que realmente hagan las cosas bien!”.

Comparte esta nota: